logotype preloader
Filter by :

Técnicas de aplicación de espumógenos de extinción de incendios

La extinción de incendios requiere un espumógeno adecuado en la relación de mezcla correcta, equipo dosificador y de descarga de espuma con una tasa de aplicación controlada. 

Existen 2 técnicas principales de aplicación de espumógeno en un fuego, reconocidas por las normas europeas (EN1568) e internacionales (ISO7203).

Aplicación fuerte o directa

En ataque directo, el espumógeno se aplica directamente sobre el líquido en llamas.  El espumógeno formará una capa de espuma encima del combustible.
Los bomberos utilizan una boquilla o un monitor en la posición de "chorro sólido". Esto les permite combatir el incendio desde una distancia segura, reduciendo la exposición térmica durante la operación.

Las instalaciones como almacenamiento en tanques o almacén utilizan monitores de largo alcance o cabezales de rociadores fijos.
Este tipo de aplicación de espumógeno solo se puede utilizar en incendios de las clases B y F, utilizando espumógenos AFFF (espumógeno formador de película acuosa) o FFF (espumógeno sin flúor).

Aplicación suave o indirecta

La aplicación suave se utiliza principalmente en incendios de clase B de líquidos de disolventes polares (miscibles en agua).
El espumógeno se aplica primero sobre una superficie vertical (pared, tanque…). Entonces, la espuma se extiende cuidadosamente encima de la superficie del líquido ardiendo. La capa de espuma formada evitará la agitación del combustible y la contaminación de la espuma por el combustible. 

Los departamentos de bomberos utilizan principalmente aplicación suave durante sus operaciones. Los bomberos pueden aumentar la humedad del combustible para proteger la vegetación o las estructuras y para crear una línea desde la cual quemar. La aplicación suave también se utiliza para tácticas operativas de recursos móviles.

El espumógeno también se puede aplicar directamente sobre el líquido utilizando baja, media o alta expansión. Ese es el caso de la mayoría de las instalaciones fijas: caja de espuma de media expansión en un almacenamiento en tanques, generador de espuma de alta expansión en una sala de máquinas...

Esta aplicación indirecta es obligatoria para asegurar que la espuma no se absorba directamente por disolventes polares que son miscibles en agua. También es adecuada para extinguir incendios de hidrocarburos de clase B (líquido no miscible en agua). 

 Estos 2 métodos de aplicación de espumógenos tienen la misma eficacia de extinción:  

Acción química con espumógeno AFFF en aplicación directa

La espuma generada por un espumógeno AFFF tiene la propiedad de drenaje rápido. Esto permite la rápida formación de una delgada película de compuesto de flúor arriba de la superficie del hidrocarburo.

La película generada es resistente al calor y crea una barrera que evita la liberación de vapores de hidrocarburo y el retroceso de llama. 

 AFFF foam in direct application

Acción mecánica con espumógeno AR-AFFF en aplicación indirecta 

Mediante la acumulación de espuma, se forma una capa encima del líquido ardiendo.

Esta capa de espuma es gruesa y muy resistente al calor. Forma una barrera que evita el encendido de los vapores.

 

AR-AFFF foam in indirect application

En todos los casos, la espuma de extinción de incendios puede romper "el triángulo del fuego" al aislar el combustible del suministro de oxígeno y un efecto de enfriamiento.

fire triangle